Síguenos en...
+34 974 428 339 lepanto@pinturaslepanto.com
¿Qué estás buscando?

¿Cómo afecta la luz natural al color?

¿Cómo afecta la luz natural al color?

 

El color es luz. La elección de un color u otro a la hora de pintar las paredes de tu casa depende de muchos factores (la combinación de colores, la técnica utilizada, el tamaño de la estancia, los muebles que hay...). Sin embargo, hay uno especialmente importante y al que no solemos prestar demasiada atención: la iluminación natural. Precisamente, el color es lo que vemos cuando llega a nuestros ojos la luz reflejada por un objeto.

La iluminación tanto exterior o interior en los edificios determinará de forma contundente la elección de un color u otro. Hoy en Pinturas Lepanto os contamos cómo influye la luz según la orientación de una habitación.

No es lo mismo pintar con un mismo color una habitación con grandes ventanales y techos altos que un cuarto de baño pequeño y con una ventana. La cantidad de luz que entra no es la misma y por lo tanto, el color de la pared variará según cómo incida la luz sobre ellos.


 

La orientación de la habitación juega un papel importante a la hora de valorar qué color utilizar:

 

  • Orientación hacia el Sur. Las habitaciones orientadas hacia el sur reciben una buena cantidad de luz natural durante todo el día, sobre todo en invierno, primavera y otoño. La luz que incide es más cálida por lo que puedes utilizar colores fríos.

 

  • Orientación hacia el Norte. La luz que incide es más fría y más limitada. Por ello, utiliza tonos claros y cálidos para contrarrestar ese efecto que produce una luz natural pobre. Evita tonos apagados como el gris oscuro. La colocación de espejos que reflejen la luz puede ayudar a crear superficies más luminosas.

 

  • Orientación hacia el Oeste. La luz incide desde mediodía hasta la puesta de sol. Es al atardecer cuando aquella luz es más cálida, por ello, una opción es optar por tonos fríos para tus paredes y crear así un efecto que contrarreste.

 

  • Orientación hacia el Este. La luz natural incide durante todo el año desde que amanece hasta el mediodía. Apuesta por los tonos claros (colores fríos o cálidos) para no perder luminosidad a mitad del día.

 

TRUCO

Antes de pintar tu pared, elige la pintura que tienes pensada seleccionar y aplícala sobre un folio para que puedas hacerte una ligera idea de cómo varía a lo largo del día las distintas cantidades de luz.

 

Publicado
el 27-02-2017

Nadie ha comentado esto aún. Sé el primero en hacerlo!!!


compartelo...
síguenos
últimos tweets