Síguenos en...
+34 974 428 339 lepanto@pinturaslepanto.com
¿Qué estás buscando?

¡No te oxides!

¡No te oxides!

Una vez más, Pinturas Lepanto pone a tu disposición el producto que estabas esperando: Lepantiox. Si quieres recuperar tu barandilla, tu verja o tu puerta metálica y que parezcan nuevos como el primer día, acércate a tu distribuidor de Lepanto y pregunta cómo hacerlo y qué material vas a necesitar.

Antes de nada, será necesario eliminar las partes de pintura que estén sueltas o descascarilladas. Para ello te puedes servir de una espátula, un cepillo de púas o una lija. Sólo hay que sanear las partes dañadas, no es necesario decapar toda la pintura.


Después aplicaremos, sobre las zonas oxidadas, Lepantiox, un convertidor de óxido que neutraliza el proceso de oxidación y genera una excelente base para el anclaje de la pintura de acabado.

 

 

Antes de seguir con el proceso, tendremos que esperar un mínimo de 3 horas, para que se complete la reacción del Lepantiox con el óxido y se produzca un complejo inerte de color negro-azulado y totalmente adherido al metal, sobre el que podremos pintar con la seguridad de hacerlo sobre una superficie totalmente preparada. 


Para el acabado podemos elegir el color que queramos, bien en un esmalte al disolvente, como el Estil, o el Estil-Lac, o bien en un esmalte al agua como el Nodisol en sus distintos acabados: Brillante, Satinado o Mate.


Seguro que ahora, ya puedes presumir de tu balcón, tu jardín o tu garaje. Como siempre te decimos: tienes a tu disposición una gran red de distribuidores, con los que puedes contar para asesorarte, elegir materiales, colores, herramientas, y calcular las cantidades que puedas necesitar.

Publicado
el 26-09-2017

Nadie ha comentado esto aún. Sé el primero en hacerlo!!!


compartelo...
síguenos
últimos tweets